De caras lisas, suaves, por fuera. Por dentro definido, de estructura homogénea, constante.
De colores, transparente. Natural, sintético.
Valioso, caro, raro, único. Pequeño, gigante.
Cristalino, amorfo. Con clivaje, maclado.
Duro, frágil. Talco, diamante, extremos.
Refractor, brillo. Reflejo, centro, simetría.
Así es un CRISTAL.
Así soy YO. Te invito, deslumbrate…

sábado, mayo 30, 2015





PRIMERA CITA




Un hombre te gusta por el tono de la voz cuando te dice hola,
por esa primera mirada que ya nunca se va a repetir,
por la sonrisa que te regala cuando intenta descifrarte y no lo consigue,
por la firmeza de sus manos cuando hacen contacto,
por el olor del perfume que lleva y que su piel ya ha absorbido,
por sus palabras justas y su humor controlado,
por sus pasos seguros y sus gestos distendidos.
Te gusta porque puede adivinar un capricho y te lo concede sin que te des cuenta,
porque es capaz de seguir tu ritmo y no desespera,
porque sus ojos no te invaden y sus palabras no te intimidan, ´
porque emana una melodía que nunca antes habías escuchado y te embelesa.
Y también te gusta por los zapatos que calza y la textura de su piel,
la combinación de colores y tramados, la seda de su pelo,
la camisa abierta en el cuello, los besos que ya te estas imaginando.
Un hombre te gusta porque tiene sueños que al parecer puede cumplir,
porque te cuenta historias y le crees, te invita a la aventura y lo seguís,
porque hace pausas para escucharte y te contiene con sus silencios,
porque te proyectas y te ves con él en algún paraíso lejano, corriendo en una playa
o trepando una montaña. Porque no hay temor en tus visiones.
Te gusta porque no hay explicación y eso, es exactamente lo que mas te gusta.
SANDRA 30/05/2015

martes, noviembre 04, 2014

BIG BANG



La explosión vino desde adentro, silenciosa.
Se instaló en el centro del diafragma y en segundos puso en libertad el universo contenido en su interior.
No sabia que todo eso estaba ahí, dentro mío, adormecido. Ni siquiera pude darme cuenta como la noche se trasformó en día y como lo inerte se encendió.
La energía liberada rompió el vidrio y el frasco contenedor exploto también. Camine entre las astillas como un animal salvaje, como un torrente que busca un cauce donde desbordar.
Amor fue lo primero que emergió mezclado con los restos meteoríticos del evento colosal.
Y vos, que de pronto fuiste visible en medio del caos. Te vi como si fueras gigante, como si ocuparas todo el espacio que mis brazos pueden abarcar.
Te extrañé como si hubieras estado ausente toda una vida. Añoré tu abrazo y tus labios mordedores.
La tristeza copó la escena y al final la culpa me derribó. Entonces afloro el llanto, casi como un aullido aliviador.
SANDRA 4/11/2014

domingo, agosto 12, 2012

CELEBRACION


La niña en mi hace mucho que esta perdida. Tal vez porque abandono su infancia antes de tiempo y no pudo regresar. Tal vez porque ahora eso ya no importa.
La niña que fui se convirtió en vos, mi varoncito rebelde, tan rebelde cómo la recuerdo a ella, más rebelde de lo que nunca seré.
Es tu niñez la que debo proteger, perpetuarla para que dure cuanto sea posible. A veces la confundo con la mía y trato de volver abrazándote. Pero te escapas corriendo a tu refugio de niño como si no quisieras prestármela ni un segundo.
Tu niñez y la mía no se parecen. Aun así no quiero que crezcas. Aun así quiero verte convertido en hombre. Vos no queres avanzar y te replegas en mi regazo que hace tan poco fue tu cuna, tu alimento.
Yo me refugio en vos y te pido que crezcas, retorciéndome por dentro, de cara a lo inevitable.
Igual siempre serás mi chiquito, mi sueño realizado, mi milagro personal. Y al igual que hoy habrá muchos días del niño, muchas razones para celebrar que estas conmigo y a través tuyo he vuelto a ser niña otra vez.
MAMA 12/08/2012 (DEDICADO A MI HIJO EN EL DIA DEL NIÑO Y A LA NIÑA QUE VIVE EN MI)

miércoles, julio 04, 2012

ALBEDRÍO


Me pedís que no te detenga casi con desesperación, como si una palabra mía fuera suficiente para contener toneladas de deseos puestos en movimiento.
No voy a hacerlo porque es tu decisión, porque el sismo bajo tus pies no quiere ser aplacado. Podría devorarte pero entonces se acabaría el juego y la soledad nos consumiría hasta los huesos.
Los dos cargamos el mismo sueño que a veces agoniza y otras nos eleva. El mismo tormento que se distrae y nos concede una tarde de libertad.
No hay a donde ir, sólo un mundo pequeño escondido en las sombras de nuestras vidas separadas.
Nuestro tiempo no se mide, se disfruta, los segundos se vuelven eras y se eternizan.
Así lo hemos decidido, sólo así, para amarnos.
SANDRA 4/07/2012

sábado, abril 23, 2011

ABRACADABRA




Ya no te busco en la pantalla ni espero que el asterisco rojo me anuncie tu presencia. No cierro los ojos para recordar como se siente estar sobre tu piel.
No ansío escucharte ni saber que hiciste durante el día.
No me pregunto que habrás comido o si las cosas te salieron como las planeaste.
No imagino tu despertar ni presiento tus más profundos deseos.
No salgo por la ventana a un encuentro fugaz ni dejo volar mis fantasías deseando que las hagas realidad.
No espero palabras que nunca podrás pronunciar ni momentos que no te atreves a compartir.
No estas en mis sueños ni en mis visiones del futuro. No te percibo. De pronto desapareciste.
SANDRA 23/04/2011

jueves, abril 14, 2011

CONFESION


Me mata el silencio cuando me miras y tus ojos
me penetran sin que te surja ni una sola palabra.
Que me sonrías como siempre, como si acá no ha pasado nada, como si realmente no te importara.
El aire gélido cuando nos quedamos solos y casi no se puede respirar. No entender que pasa cuando hablamos de todo sin hablar de nada.
Presentir que no sirven los esfuerzos, que así estas cómodo, seguro, a salvo.
Saber que no me cumplirás los deseos, que nunca podré saciarme de vos.
Todo eso me mata. Y más.
SANDRA 14/04/2011

lunes, abril 04, 2011

CELADA



No hiciste nada, no dijiste nada, ni siquiera cambiaste la expresión con la que siempre me miras.
Entraste sonriente, distendido. Basto verte para que ya no existiera nada más.
En esa fracción de segundos que duró la inconciencia, me pregunté porqué nunca hablas conmigo. Si sólo a vos te puedo decir lo que me está pasando, que se me acelera el pulso cuando estas cerca y apenas logro contener las ganas de comerte a besos.
No lo vi venir, ni siquiera imaginé la catástrofe detrás de la sonrisa. Estaba concentrada en el encuentro, en el regalo que tenía en la cartera y quería darte esa noche.
No me lo esperaba, no así, sin advertencia. Si habíamos hablado de lo importante que somos el uno para el otro, de la vida que compartimos y los afectos que nos unen. Si parece tan fácil, pero no.
Se me heló la sangre y la noche se hizo interminable. Quería irme, desaparecer. Pero las piezas estaban en movimiento desde hacía mucho tiempo.
No tuviste que hacer nada, que decir nada, ni siquiera dejar de mirarme. Sólo hiciste tu mejor jugada.
Jaque mate.
SANDRA 4/04/2011